viernes, 15 de mayo de 2009

El Blog-gate (o como Colombia es el colmo del provincianismo igualado)

Las interceptaciones telefónicas ilegales, conocidas coloquialmente como chuzadas, del DAS. Todo un espectáculo que pone a nuestra prensa a buscar cualquier nombre vendedor. El más interesante de todos me parece que fue "las chuzaDAS". Es un juego de palabras muy nuestro y, la verdad, original. No importa que después todo el mundo lo copie, resume todo el escándalo: el DAS chuzó a algunas personas.

Al comienzo ese nombre, debo admitirlo, me incomodaba un poco. Pero con el tiempo fuí cogiéndole cariño. La verdad es que ya no recuerdo bien donde lo vi primero y me sorprende que no lo esté usando nadie más o que no haya pegado tan fuerte como merecía. Hoy, en cambio, encuentro en la edición electrónica de Semana que ahora se llama "DAS - gate". Nombre que, sin dudarlo ni un momento, le puso algún editor desocupado que, o bien se quedó viviendo dos décadas atrás, o bien quiere irse a trabajar al New York Times.

Ese vicio gringo de ponerle el sufijo "-gate" a cuanto escándalo se les pasa por la cara me parece estúpido. Parece que, después de lo que hizo Nixon, la imaginación para hubiese muerto. Tenemos hoy en día, según Wikipedia, 93 escándalos famosos con ese sufijo, ninguno colombiano. Tal vez por cada famoso hay unos 3 o 4 no famosos (tal vez muchos más). Esto es un montón de escándalos y de periodistas perezosos.

Para ser justo, la misma entrada de Wikipedia advierte que algunos escándalos comienzan con el odioso "-gate" a sus espaldas pero luego alguien lo libra de ser un chiste y le da un nombre adecuado. En Colombia vamos al revés: ya tenía un nombre adecuado pero nos devolvimos al "-gate". De verdad la razón por la cual alguien quiere utilizar un anglicismo de segunda elude cualquier lógica. Y creo que, en el largo plazo, lo único que hace ese titular es quitarle seriedad al asunto: "miren, que ternura la revista Semana ¡quiere jugar a ser grande!". Mientras tanto el periodista debe estar pensando (al igual que nuestra corresponsal de W Radio): "Mira mami! Con este titular ahora si seguro que todo el mundo me lee. Finalmente ¿No queremos ser gringos todos?"

No, no queremos. Puede que algunos quieran, pero si una persona se siente más de primer mundo porque su país tiene su propio escándalo "-gate(tm)" está jodida. Es como pretender que porque tenemos un pueblo que se llama La Vega, otro que se llama San Francisco y otro que se llama Madrid, somos casi tan internacionales como esas ciudades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

A mi blog le interesan sus comentarios...