viernes, 23 de octubre de 2009

Cervezas y parqueaderos

Casi no encuentro sobre qué escribir pero entre el miércoles y hoy encontré dos cosas sobre las que me gustaría hablar. La primera es que el miércoles le expliqué a mis estudiantes como imponer un cargo fijo incentiva a que la gente consuma más, la segunda es que esta mañana, durante la hora que hay manejando entre mi casa y mi oficina, escuché dos noticias sobre movilidad.

Dado que aquí no son todos economistas les cuento que, en efecto, un cargo fijo hace más barato consumir más. Por ejemplo (y el ejemplo lo dio un estudiante): decido salir a tomar con mis amigos y vamos a un sitio donde el cover son $10.000 y cada cerveza cuesta $1000. Yo que no tomo decido pedir una sola, en promedio pagué $11.000 por cada cerveza. Mis amigos que toman (y toman mucho) deciden, cada uno, tomarse 10 cervezas; $20.000 en total y cada cerveza, al fnal del día, les costó solamente $2.000. La moraleja es que hay que tomar, mucho, tanto como puedan, para no desperdiciar la platica de la entrada.

Por otra parte, en Bogotá el asunto de la movilidad está siendo discutido acaloradamente. Por un lado tenemos aquello del metro vs. transmilenio vs. tren de cercanías (que trataré otro día) y por el otro tenemos las tarifas de los parqueaderos. Dejaré claro de una vez que no creo que se deba regular la tarifa de los parqueaderos y que estos, en efecto, deberían ser costosos. Ahora vamos al punto donde el ejemplo de la cerveza y los parqueaderos se unen mágicamente.

Todos los años, en febrero si no me equivoco, hay que pagar en Bogotá un impuesto al rodamiento. Cada año, en febrero, salen de mi bolsillo unos $300 mil destinados a ganar el derecho de manejar. El "cover" para acceder a las vías es de $300 mil. Debo pagar ciertas cosas: gasolina, parqueaderos, llantas, alineación y demás para poder disfrutar del derecho de usar las vías. Según lo que comentaba mi estudiante, me sale más barato usar mi carro cada vez que pueda usarlo. Si lo saco un día me cuesta $300 mil. Si lo saco todo el año, me cuesta los mismo $300 mil así que para sacar el máximo provecho, preferiré sacarlo cada vez que pueda.

Supongamos una mejor solución (nuevamente, regalando ideas gratis). En lugar de cobrarme cada año $300 mil mejor que me cobren cada vez que saco el carro $20 mil; por cada viaje. Con esto se acaba el incentivo de sacarlo siempre y mejor lo saco solo cuando realmente lo necesito. El resto del tiempo cogeré bus, transmilenio o taxi que, seguramente, salen más baratos. Volviendo a los parqueaderos, el problema de fondo es que como siento que tengo el derecho de sacar el carro todos los días, también siento que no deberían cobrarme más cosas por sacarlo. Quienes se quejan del alto costo bien podrían coger un taxi (una carrera de $8 mil vs. un parqueadero de $20 mil), el parqueadero sería en este caso el impuesto que debo pagar por congestionar las calles con mi carro.

Así pues, no me interesa el debate del costo de los parqueaderos porque, como siempre, es una pelea tonta sobre un asunto que no llega al fondo del problema. Se debe entender, además, que si decido comprar carro es porque sé desde el momento en que lo compro los costos en los que voy a incurrir. Dichos costos, se entiende también de antemano, son altos ya que el carro es un bien de lujo.

PD: Ya que traté el alcohol y la movilidad no puedo despedirme sin decirles que caminar borracho es 8 veces más peligroso que manejar borracho. Así que ya saben, si tomaron mejor manejen.

1 comentario:

  1. simple y brevemente: me encantó! te amo
    anya

    ResponderEliminar

A mi blog le interesan sus comentarios...