jueves, 23 de julio de 2009

Twitter

Últimamente me cuesta más escribir que cuando comencé con este blog. En parte es porque desde hace un tiempo decidí que no quería ser un comentarista más de noticias. Si hacemos cuentas, de 38 entradas publicadas, unas 25 deben ser comentarios de noticias o insultos a columnistas. Lo que eso significa, en realidad, es que tengo poca inspiración y que aquello que escribo hoy probablemente mañana no será tan interesante.

Ese es un hecho que me preocupa abiertamente dado que me gusta pensar que soy un tipo original, con buenas ideas y contenido novedoso. Pero, si me limito a comentar e insultar, estaré más lejos de ser escritor de SoHo (¡¡¡mi sueño secreto revelado!!!) y mucho más cerca de escribir para El Tiempo o, peor aún, algún periódico de esos de barios (como los de las juntas de copropietarios que nadie lee).

Como este sitio es un ejercicio para obligarme a escribir seguido y obligarme a escribir bien he tomado una decisión: abrir Twitter. O, mejor dicho, reactivarme en Twitter.

Para los que no saben Twitter es el nuevo Facebook (que a su vez fue el nuevo MySpace, que a su vez fue el nuevo Hi5, que a su vez fue el nuevo AOL, que a su vez fue el nuevo Geocities y así al infinito hasta llegar a ARPAnet). En este sitio uno puede escribir pensamientos cortos, de 140 letras o menos (lo cual es una pesadilla para un amante de los puntos suspensivos y las exclamaciones múltiples... ¡¡¡Como yo!!!) y dejar que el mundo los vea. En mi caso, el mundo es, hoy en día, 22 personas de las cuales solo 2 leen mi blog.

Así que, a partir de ahora (y lentamente) en Twitter insultaré columnistas y reporteros y en el blog intentaré hacer cosas más novedosas, reflexiones profundas o insultos más elaborados. Eso no quiere decir que cosas como las que dije de Florence Thomas o de Gonzalo Gallo van a dejar de salir aquí, solo quiere decir que el premio de los estudiantes de derecho de los andes tendrá otro hogar.

En fin... resumiendo: hay que abrir Twitter y seguirme y hay que seguir leyendo el blog y comentándome (bien sea escribiendo o cara a cara). El día que escriba en SoHo les agradeceré a todos con nombre propio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

A mi blog le interesan sus comentarios...